En la práctica de la cirugía se han ido desarrollando procedimentos de trabajo basados en conceptos nuevos como, por ejemplo, la cirugía mínimamente invasiva. En ella se minimizan las incisiones que se practican al paciente, con lo que mejora su tiempo de recuperación. Sin embargo, surgen problemas al perder el contacto directo tanto visual como táctil con el campo quirúrgico durante la operación. Estos problemas se solventan mediante un riguroso aprendizaje de las técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas.

 

CIRUGÍA LAPAROSCÓPICA


Se ha diseñado un asistente robótico que ayuda al cirujano en las intervenciones por laparoscopia. En éstas el cirujano ocupa sus dos manos con el manejo de instrumentos quirúrgicos y con la voz indica al robot los movimientos de la cámara laparoscópica.
El asistente robótico puede recibir comandos desde una estación remota, para ello se hace necesario la trasmisión de imágenes en tiempo real. Todo esto permite la reorientación de la cámara por parte de un cirujano experto que se encuentre en cualquier parte del mundo a través de internet.
Se han realizado diversos ensayos con animales experimentales, validadando de este modo el funcionamiento del equipo.

Más información en: Página principalIngeniería de Sistemas y Automática

contacto: agcerezo@ctima.uma.es

Instituto Andaluz de Automática Avanzada y Robótica

CISTOSCOPIA

Procedimiento de diagnóstico común para la inspección de la vejiga. Conceptualmente resulta muy similar a la aplicación anterior, el cistoscopio se diferencia de un laparoscopio en el menor calibre de la óptica. Sin embargo, el método de proceder resulta diferente: mientras en el caso de la laparoscopia la óptica bascula sobre el punto de inserción, en el caso de la citoscopia no queda determinado un lugar concreto de la uretra donde lo hace. Este hecho provoca que empeore la precisión en el posicionamiento.

Más información en: Página principalIngeniería de Sistemas y Automática

contacto: agcerezo@ctima.uma.es

RESECCIÓN TRANSURETRAL PROSTÁTICA

La resección transuretral de la próstata consiste en introducir un resector (óptica y bisturí eléctrico) a través del pene para segar, desde el interior, tejidos tumorosos en la próstata. En este caso el resector bascula sobre el diafragma pélvico.
En esta aplicación el robot porta un elemento cortante como es el resector, lo que exige movimientos muy exactos y complejos. Por ello, se ha empleado un efector final sin articulaciones pasivas para proporcionar la firmeza y la precisión demandadas. En vez del sistema de voz, el cirujano utiliza un manipulador maestro diseñado y fabricado a partir de un resector estándar.

Más información en: Página principalIngeniería de Sistemas y Automática

contacto: agcerezo@ctima.uma.es


NUEVAS LÍNEAS DE APLICACIÓN

  • Manipulación remota de herramientas quirúrgicas con realimentación de esfuerzos.
  • Coordinación entre varios asistentes robóticos en el mismo espacio de trabajo.
Instituto Andaluz de Automática Avanzada y Robótica

2002 - Instituto Andaluz de Automática Avanzada y Robótica (España)